Nuestras flores, frutas y verduras en el arco de las fiestas patronales

fiestas-arcos-flores-frutas-1El uso de elementos vegetales como ornamento existe desde los orígenes de la humanidad. Las civilizaciones más antiguas tomaron del reino vegetal diversos elementos como las flores, las semillas, el ramaje y los frutos para crear multitud de formas decorativas o para reproducirlas en el arte.

Esta decoración con vegetales se evidencia en multitud de celebraciones de todo el mundo y también aparece en las manifestaciones piadosas de las Islas Canarias. En íntima relación con las festividades religiosas católicas, hoy en día cruces, ermitas, iglesias, chorros, sillas y plazas se engalanan con los recursos de la naturaleza en multitud de manifestaciones populares gracias a la tradición heredada. Un ejemplo extraordinario lo encontramos en La Orotava (Tenerife), donde las flores cobran especial protagonismo durante la celebración de la infraoctava del Corpus Christi, con la elaboración efímera de las alfombras de pétalos variopintos.

Ofrenda a los santos patronos

fiestas-arcos-flores-frutas-2En el marco de estas fiestas populares y como ofrenda a los santos patronos, San Isidro Labrador y Santa María de La Cabeza, se levanta el tradicional arco de flores, frutas y verduras que sirve de pórtico de entrada a la feria de ganado que se celebra anualmente. La particularidad de este gran arco son las piezas artesanales que se añaden al decorado vegetal, dotándolo de una peculiar belleza. Desde la época en que el Mercadillo Valle de La Orotava se constituye, en torno al año 2006, éste ha mantenido la costumbre de ofrendar con sus mejores cosechas a los santos y sus fiestas.

Los socios y agricultores del Mercadillo recolectan de sus fincas cultivadas las verduras, frutas y flores para engalanar el pórtico tradicional. Las mujeres elaboran los ramos de flores y otros recogen los helechos que cubren la estructura. Por tanto, los productos frescos procedentes de los agricultores locales conforman anualmente el arco en un acto de fe y regocijo, digno de resaltar.

¿Lo compartes?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone